Siempre quisimos uno, juntos o separados, los jeep eran, son y serán el sueño de muchos.

Cuando decidimos viajar, después de analizar algunas variables, supimos que sería en un jeep, haaaasta que se lo contamos a todos y comenzaron las sugerencias y empezamos a marearnos. Qué nos decían?? Nada que en ese momento quisiéramos escuchar.

Mas de una vez nos propusimos ser abiertos, considerar los consejos, pensar que la opinión del resto era por nuestro bien, pero ninguna otra opción nos hacía realmente felices.

Hasta que un día nos pusimos serios y nos preguntamos qué queríamos nosotros? La respuesta… todos la conocemos, queríamos un jeep!! Por qué?? Porque nos iba a llevar a todos lados, porque soñamos con dormir en la montaña, en la playa, en el desierto, porque nos encantan esos caminos olvidados que parecen no llegar a ningún lado, pero que a nosotros nos transportan a la felicidad y calma absoluta.

Cuando post q dakti viaje-01la búsqueda comenzó, estábamos más perdidos que cuando escuchábamos consejos. No sabíamos por donde empezar a buscar, no sabíamos de mecánica ni de precios, sólo sabíamos que estábamos siguiendo a nuestro corazón.

En los foros de jeeperos, nos decían que los Jeep no tienen precio, que el valor depende del amor y los recuerdos compartidos con sus dueños. Y lo corroboramos señores, el nuestro no tiene precio.

Nos sugerían motor Taunus, 221, Continental, Perkins, que compremos un jeep corto o uno largo, aprendimos tanto y seguimos aprendiendo. En medio de la búsqueda, de unirnos a cuanto grupo de jeeperos y foros existían APARECIÓ!!

Lindo como pocos, creo, porque es el único que fuimos a ver, la buena onda de su dueño nos transmitió confianza, nos explicó, nos enseñó, nos paseó y nos contagió todo el cariño que le tenía.

Así que en unas semanas, habíamos hecho algunos cambios en nuestra vida, para que su Daktari, sea nuestro.

Cuando comenzamos a andarlo, entendimos el por qué de tantos consejos!! Tuvimos que pecharlo incontables veces, nos hemos quedado sin nafta, sin batería, también nos hemos congelado en invierno; pero aún así, lo amamos y es nuestro.

Y con él empezó la parte más importante de este sueño…

Para nosotros es muy importante tu comentario, gracias por ser parte de este blog